Las Cámaras de Comercio y la estrategia de internacionalización de las empresas

Las Cámaras de Comercio y la estrategia de internacionalización de las empresas


Publicamos un artículo de Federica Falzetta, Secretario General de la Cámara de Comercio Italiana en Barcelona, ​​sobre el papel de las Cámaras de Comercio como palanca estratégica para las empresas que se proyectan fuera de su contexto nacional.

 

En un contexto de cambio, de fuertes turbulencias, incertidumbres y complejidad creciente, las empresas necesitan puntos de referencia en los países en los que pretenden moverse: competencias específicas que faciliten el desarrollo de la estrategia y estructuras que favorezcan la flexibilidad y hagan más fluido el acercamiento al mercado. Las Cámaras de Comercio son una herramienta para abordar los desafíos actuales y brindan un apoyo útil para la internacionalización.

La Cámara de Comercio Italiana – Barcelona (CCIB), asociación sin ánimo de lucro formada por empresarios italianos y españoles, es una entidad que contribuye a fortalecer los intercambios entre Italia y España, facilitando la presencia italiana en la Península Ibérica. Puente estratégico entre los dos países, la Cámara está dirigida a empresas que deseen expandirse y dar a conocer sus actividades en los dos mercados. Fundada en 1914, es un punto de referencia para la comunidad empresarial y cumple una importante función de conexión entre empresas e instituciones.

Italia y España siempre han vivido un vínculo de proximidad e intercambio que ejerce una influencia mutua, gracias a profundas afinidades culturales: entre los dos principales motores del Mediterráneo, existe una unión secular desde innumerables puntos de vista, que ve un recíproco influjo también en el estilo de vida y la forma de ser. Los proyectos y flujos de intercambio son continuos, desde el mundo académico (empezando por el proyecto Erasmus) hasta la colaboración entre operadores industriales, comerciales y logísticos, factores que contribuyen a consolidar lazos y crear valor añadido para las relaciones económicas y culturales.

Para lograr los objetivos, la Cámara trabaja en estrecha colaboración con sus Asociados – italianos y locales – y con todas las entidades públicas y privadas que actúan de forma organizada en apoyo de la internacionalización de las empresas: Regiones, Cámaras de Comercio, gremios, ferias, consorcios, cooperativas, redes empresariales, distritos industriales, bancos, entes de desarrollo económico y territorial, organismos internacionales.

Las 190 empresas italianas asociadas a la CCIB, además de numerosos socios españoles, pertenecen a todos los sectores: desde la industria farmacéutica al sector de la logística y el transporte, desde la moda a la automoción, desde el mundo académico a la restauración. La Cámara trabaja en estrecha colaboración con diferentes realidades empresariales – en términos de tamaño y área de competencia – autónomos, instituciones italianas y españolas y Cámaras de Comercio de otros países, promoviendo sus servicios y actividades. Los eventos – exposiciones, showrooms, catas, reuniones, mesas redondas y cualquier tipo de promoción de un sector, producto o territorio – constituyen el aspecto más visible y «público» de las numerosas actividades al servicio de las empresas e instituciones, para fomentar el networking y el desarrollo.

Una de las principales funciones de la CCIB, como de todas las 81 Cámaras de Comercio italianas del mundo, es la promoción del Made in Italy, símbolo de creatividad, calidad y tradición en diversos campos, destacando en moda, diseño, gastronomía y ámbito industrial. Los productos italianos son particularmente apreciados en el mundo; fiabilidad, imaginación, durabilidad, seguridad, gusto, sabor son valores muy  reconocidos. Made in Italy es sinónimo de artesanía y singularidad, una garantía para las empresas, con la originalidad como rasgo distintivo. Emprendimiento, flexibilidad, buen gusto, atención al detalle, son valores que se transmiten al mundo a través de las empresas y los productos italianos.

Entre las principales actividades de las Cámaras está el apoyo continuo y personalizado a las empresas, con servicios que van desde la información de primera orientación sobre el mercado de referencia, hasta el apoyo o estrategias específicas para posicionar y consolidar empresas italianas en los mercados exteriores. Los servicios de información incluyen un análisis detallado en base al país y sector de referencia e información relacionada con ferias y eventos. También cabe mencionar la búsqueda asistida de socios comerciales, promoción turística y territorial, el servicio de mediación y el tribunal arbitral. Las Cámaras también pueden encargarse de la organización de eventos y comunicación para la promoción de las empresas asociadas y sus productos.

La creciente cooperación y el trabajo en red entre Cámaras de diferentes países es una demostración adicional de la necesidad de instituciones como la CCIB: partiendo del potencial vinculado a una misión común, amplían su campo de acción y promueven el conocimiento mutuo entre empresas de diferentes procedencias.

Las Cámaras, por tanto, se proponen al mundo empresarial como socio y factor facilitador y estabilizador, consolidándose como un referente y actuando con flexibilidad para proporcionar una respuesta personalizada a las necesidades de cada empresa.

 

 Federica Falzetta

Secretario General de la Cámara de Comercio Italiana en Barcelona

 

¿Quieres aprender más sobre el tema?

Contact Us